miércoles, 29 de octubre de 2008

Día Nacional y Mundial del Ataque Cerebral


El ataque cerebral es la tercera causa de muerte y la primera causa de discapacidad en adultos en nuestro país, donde ocurre uno cada 4 minutos. La población argentina en general desconoce la existencia del ataque cerebral, sus factores de riesgo y sus síntomas.



¿Qué es el Ataque Cerebral?
Es una afección causada por la súbita pérdida de flujo sanguíneo cerebral (isquémico) o por el sangrado (hemorrágico) dentro de la cabeza.




Tipos de Ataque Cerebral
Isquémico: No llega sangre a una región del cerebro

Hemorrágico: Se produce un sangrado dentro del cerebro

Cualquiera de las dos situaciones puede provocar que las neuronas se debiliten o mueran, ya que sin oxígeno las células nerviosas no pueden funcionar. Las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, consecuentemente, también dejan de funcionar.
Los efectos de un ataque cerebral son a menudo permanentes, ya que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar.
Afortunadamente, por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ataque cerebral y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad.
¿Cuáles son los síntomas de un ataque cerebral?
Aprenda a reconocer un ataque cerebral
El tiempo perdido es cerebro perdido.
Los nuevos tratamientos sólo funcionan si son aplicados dentro de las tres primeras horas de presentados los síntomas iniciales, entre los que se cuentan:
*Falta de sensación, debilidad o parálisis repentinas en la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo. Se trata del síntoma más frecuente.
*Confusión súbita, problemas repentinos para hablar o entender.
*Problemas repentinos para ver con uno o los dos ojos.
*Dificultades para caminar, mareo, vértigo, pérdida del equilibrio o falta de coordinación.
*Dolor de cabeza súbito y de máxima intensidad.
¿Qué factores de riesgo existen?
Existen dos tipos de factores de riesgo para el ataque cerebral: controlables y no controlables. Los primeros son bastante conocidos, debido a que son los mismos que para la enfermedad coronaria y el infarto cardíaco:
Hipertensión Arterial. Es el factor de riesgo más frecuente; está presente en casi el 80% de los pacientes que sufren un ataque cerebral en la Argentina.
Diabetes. El control de la diabetes es esencial. En la Argentina, el 22% de los pacientes que sufren un ataque cerebral es diabético.
Alcoholismo. El consumo excesivo de alcohol tiene una estrecha relación con el riesgo de sufrir hemorragias cerebrales.
Cigarrillo. El riesgo de sufrir un ataque cerebral aumenta entre un 50% y un 70% en fumadores y el impacto es mayor en mujeres.
Colesterol elevado. El colesterol aumenta el riesgo de que se tapen las arterias, incluidas las que van al cerebro.
Otros factores de riesgo que pueden ser controlados incluyen:

Sedentarismo. La falta de actividad física puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Drogas ilícitas. La cocaína y otras drogas se asocian a una mayor frecuencia de ataques cerebrales.
Obesidad. La obesidad es un importante factor de riesgo y su presencia potencia a otros factores.
Existen otros factores de riesgo que no pueden ser controlados.
Es importante reconocerlos para poder identificar individuos con un mayor riesgo de sufrir un ataque cerebral:

Edad. El riesgo de sufrir un ataque cerebral se duplica a partir de los 55 años de edad.
Género. Los hombres tienen mayor riesgo con respecto a las mujeres.
Herencia. Las personas con antecedentes familiares de enfermedad coronaria o cerebrovascular constituyen un grupo de mayor riesgo.
Antecedentes personales. Quienes ya sufrieron un ataque cerebral tienen mayor riesgo de tener otro.
¿Cómo puede prevenirse?
Si bien el riesgo de sufrir un ataque cerebral no puede eliminarse por completo, puede trabajarse para disminuir la probabilidad de sufrir un evento mediante:

Controles médicos regulares.
Estricto control de la presión arterial.
Abandono total del cigarrillo.
Optimización y seguimiento médico de la dieta.
Ejercicio físico bajo supervisión médica.
Control estricto de la diabetes.
Control y tratamiento de las enfermedades del corazón.

8 De-MeNtEs:

GIA dijo...

Muy buena info!!!

Susana dijo...

Hace 2 meses murió un amigo de un ACV (ataque cerebro vascular), fumaba, vivía para su trabajo cargado de problemas,dejó 5 hijos que hoy todavía preguntan por su papá. Gracias por la información. De estos temas se habla demasiado poco.

La candorosa dijo...

Bajar la neurosis de la vida cotidiana actual, es una de las medidas que ayuda a prevenir este tipo de dolencias...

Y obviamente, gracias por la info, doñasssssssssssssss!!!

Besotes grandotes!!!

Ivana Carina dijo...

Venía con un comentario ivanezco, pero me arrepentí! jeje! ^.^

Ante todo la tranquilidad....

Cuando estuve en el Roca (hosp. de rehabilitación motriz) estuve internada con varias mujeres que habían sufrido ACV...

La verdad que lo mío me pareció una pavada.....

Besotes piscuisas!!!

Julieta dijo...

Muy buena toda la información ,es verdad que este tema no se publicita lo necesario..Gracias y besos

yermandeluxe dijo...

BUENO ACA ESTOY , TAMPOCO CREO QUE SEA UN REGRESO ESPERADO SOLO QUE AVISO PARA QUE SEPAN QUE ESTOY VIVO Y SI NO ME ACTUALIZBA ERA POR QUE NO TENIA TIEMPO PARA NADA .
LOS EXTRAÑEEEEEEEEEEEEEEEE
LOS JURO.
Y LEI CADA FIRMA .

GRACIASSSSSSSSSSSSS

YERMANDELUXE

ESPERO VOLVER A FIRMAR CASI TODOS LOS DIAS

KALISTA dijo...

Que bueno que informes esto, mil veces uno escucha estos accidentes cerebrales pero no tenemos ni idea el fondo de la enfermedad...
Un abrazo...

Carlota dijo...

uf, uf... pues a cuidarse toca... un besuco, loquitas.