miércoles, 8 de octubre de 2008

Emociones....

Hoy queremos compartir con ustedes, las vivencias de un "Grupo Solidario", (los anónimos de siempre), y los sentimientos que han podido traducir en palabras después del viaje que hicieron a la Provincia de Jujuy, más exactamente a la escuelita de Peña Blanca.

-Las emociones y sensaciones experimentadas, sin lugar a dudas, dejaron una profunda huella en nuestros corazones, sentimientos y afectos que fortalecen nuestro compromiso solidario con la comunidad.
Las escuelitas de Peña Blanca y Huichaira con sus niños, docentes y padres, más la donación realizada al asilo de Tilcara, dejaron recuerdos que serán inolvidables. Sus conmovedores abrazos, sus tímidas pero sinceras sonrisas, sus muestras de afecto y agradecimientos hicieron que esta Misión realizada deje marcas a fuego en cada uno de nosotros. (Carlos D).-

-Las sonrisas de esos chicos, la alegría de la visita, fue muy gratificante. Nos dieron todo su amor, y nos enseñaron como se puede vivir sin un montón de cosas y ser feliz. La verdad que ha sido un viaje inolvidable. No se puede explicar con palabras lo que se siente.(Yesica A).-

-Es increíble imaginar que detrás de esas inmensas montañas donde la vista solo divisa un paisaje estático, existe mucha vida. Peña Blanca es un lugar increíble, rodeado de montañas, con un camino bastante inaccesible que cruza por el cauce del río que por ésta época del año está seco, allí nos esperaban algunos alumnos y padres que en el transcurso del día se fueron sumando, ya que algunos caminan varios kilómetros para llegar hasta ahí. Puedo resumir en muchas situaciones lo que sentí….chicos jugando al fútbol con arcos con red y pelota creyendo que estaban en el mejor estadio, ayudando a pintar su escuela, felices al recibir ropa para ellos sus hermanos y padres, algunos temerosos que no querían ver al doctor, pero sobre todo muchas caras alegres que buscaban cariño en cada mirada…Tanto ellos como nosotros pasamos un momento único y a pesar de que la despedida deja una sensación de vacío, volvimos felices por haber podido vivir esta experiencia. (Patricia A).-

-Resultó una experiencia más que enriquecedora y movilizante, sin lugar a dudas, esos ojitos llenos de incertidumbre e inocencia quedarán en mis recuerdos y serán producto de futuros encuentros. Si bien es cierto que, debido al contexto argentino hay necesidades a la vuelta de la esquina, ellos son parte de nuestro origen e historia y merecen ser respetados como tales. Una vez más, gracias por ayudarnos a ayudar y por permitirme vivenciar esta hermosa experiencia de vida!. (Sofía R).-

-Es admirable ver el sacrificio que hacen maestros y alumnos por asistir a la escuela todos los días. Ver en cada uno el orgullo de sus raíces, escuchar como defienden su tierra. Son inexplicables los sentimientos vividos, al ver cada uno de esas caritas (Patricia B).-

No te rías de un colla

No te rías de un colla, que bajó del cerro
que dejó sus cabras, sus ovejas tiernas, sus habales
yertos.
No te rías de un colla, si lo ves callado...
si lo ves zopenco, si lo ves dormido.

No te rías de un colla, si al cruzar la calle,
lo ves correteando igual que una llama, igual que un
guanaco.
Asustao el runa como asno bien chúcaro;
poncho con sombrero debajo del brazo.

No sobres al colla si un día de sol,
lo ves abrigado con ropa de lana; transpirado entero.
ten presente amigo, que el vino del cerro donde hay
mucho frío
donde el viento helado, rajeteó sus manos y partió sus
callos.

No sobres al colla si lo ves comiendo
su mate cocido, su carne de avío
allá en una plaza, sobre una vereda o cerca del río
menos si lo ves coquiando por su Pachamama.

El bajó del cerro a vender su lana, a vender sus cueros,
a comprar l’azúcar, a llevar su harina,
y es tan precavido que trajo su plata
y hasta su comida y no te pide nada.

No te rías de un colla, que está en la frontera,
pa’ lao de La Quiaca, o allá en las alturas del Abra del
Zenta.
Ten presente amigo, que el será el primero en parar las
patas cuando alguien se atreva a violar la Patria.

No te burles de un colla, que si vas pa’l cerro
te abrirá las puertas de su triste casa.
Tomarás su chicha, te dará su poncho, y junto a sus
guaguas comerás un tulpo...y a cambio de nada.

No te rías de un colla que busca el silencio,
que en medio las lajas cultiva sus habas,
y allá en las alturas, en donde no hay nada...
¡así sobrevive con su Pachamama!

Fortunato Ramos. (Poeta jujeño).-

10 De-MeNtEs:

dondelohabredejado dijo...

Cuando comenzamos un voluntariado o trabajo solidario, creemos que vamos a ayudar. Luego comprendemos que los ayudados somos nosotros...
Un abrazo.

MuMiNa dijo...

Me ganó de mano,Donde...,pero de un modo más poético de lo que lo hubiese escrito Mumina.


Dicen que uno es solidario para ayudar a otros y en definitiva uno también se siente regocijado y si es en forma anónima aún más.


Saludos solidarios y bagualeros.
















Me fallaron con la música.

Mumina,La disconforme

Julieta dijo...

Estuve en Tilcara hace un mes con el Coro donde canto y también les llevamos cosas,libros ,cuadernos lápices ,etc.Ver la carita de alegría de esos chicos cuando les dábamos un caramelo era emocionante .Les dimos todo lo que teníamos ,aún cosas personales porque nos apenaba ver que ningún gobierno se ocupa de ellos y carecen de todo..Ustedes también hicieron una buena obra ,tienen que sentirse satisfechas ...Un beso...

Abuela Ciber dijo...

!Que precioso, profundo, querido y amado, lo que han escrito hoy!

Es un orgullo llegarse hasta acá y encontrar tanta humanidad y comprension.

Reciban mi fuerte abrazo.

Ivana Carina dijo...

Estoy más que convencida que estamos como estamos, por falta de soladidaridad y tolerancia...


Un besote!

La candorosa dijo...

Ayudar, ayuda... dicen.

Y es verdad, pues la recompensa por brindarse a los que necesitan, es la mejor terapia y la mejor manera de conocer a personas que tienen la riqueza de las emociones puras.

Gracias por compartir tan bello post!!!

Tania dijo...

cada vez que se de algo como lo que acaban de describir vuelvo a creer, vuelvo a confiar, respiro y siento que no todo esta perdido! que mientras desde arriba nos roban descaradamente, desde aqui, desde el anonimato se tienden manos, se sostienen sueños y se alimenta el alma....besos trasnochados otra vez! (pero recien hoy volvio mi conexion!)

ALMA dijo...

Chicas, felicitaciones!!!!!!!!!! Y que bien elegido a Fortunato Ramos, p'a acompañar este relato solidario!!!!

BEsos

Colo dijo...

Coincido con quienes escribieron que la solidaridad hace bien a ambas partes, ellos ynosotros, uno siente que hizo algo por alguien y tiene paz, y eso es impagable!

Me encanta lo que publican chicas y siempre lo escribo!

Besotes!

Marisol dijo...

La solidaridad es gratuita y siempre te deja un tesoro valioso en el alma.