sábado, 24 de mayo de 2008

Por la Paz y el Desarme

24 de Mayo:
Día Internacional de las Mujeres por la Paz y el Desarme.



Son muchas las maneras en las que las mujeres han intervenido para tratar de poner fin a la violencia y transformar los conflictos en oportunidades de crecimiento y desarrollo para sus sociedades. Las mujeres han denunciado las consecuencias que los conflictos armados tenían para la población civil, han creado redes de apoyo y han iniciado campañas de presión contra los
actores armados para que éstos pongan fin a la violencia.
Las mujeres, desde su identidad como tales y su propio orden socio simbólico, desde el que es factible trascender determinadas divisiones sociales, han demostrado que resulta posible trabajar juntas por la Paz.





Bertha Sophie Felicitas, baronesa von Suttner (1843-1914), fue una pacifista y escritora austriaca. En 1889 publicó la novela ¡Abajo las
armas! que se convirtió rápidamente en un clásico del movimiento pacifista internacional. Difundió el pacifismo a través de numerosas
conferencias en toda Europa y creó una asociación para promover la paz en Austria. En 1905 recibió el Premio Nobel de la Paz.






La estadounidense Jane Addams (1860-1935) fue co-fundadora, junto con Ellen Gates Starr, de la Hull House, una de las primeras casas de acogida para inmigrantes en EEUU. Está considerada como una de las “madres fundadoras” del Trabajo Social. Fue miembro de la Liga Anti-Imperialista Americana y fundadora de la Unión Americana de Libertades Civiles. Trabajó a favor del voto
femenino y destacó por su oposición a la entrada de los EEUU en la Primera Guerra Mundial, por lo que sufrió duras represalias. Entre otras obras escribió Paz y pan en tiempos de guerra. En 1931 recibió el Premio Nobel de la Paz.








Helene Stöcker (1869-1943), filósofa, periodista y feminista alemana, se comprometió no sólo en la lucha por el acceso de las mujeres a la Universidad y en la lucha contra el proyecto del código penal de 1909, que preveía la penalización de la homosexualidad femenina, sino que, desde la Primera Guerra Mundial, destacó por su lucha contra la guerra y el militarismo. Después de la quema del Reichstag, Helen Stöcker tuvo que huir de Berlín, y no pudo volver nunca a Alemania, falleciendo en el exilio.






Rosa Parks (1913-2005) es una de las figuras más importantes del Movimiento por los Derechos Civiles en EEUU. Conocida popularmente por haberse negado a ceder el asiento a un blanco y moverse a la parte de atrás del autobús como dictaba la ley de la época, su acción concluyó con su encarcelamiento y se consideró uno de los actos iniciales del Movimiento, instaurándose
así en EEUU la resistencia pacífica como herramienta de lucha política.





Wangari Maathai (1940)
Bióloga keniata conocida en África desde la década de los 70 como “madre de la defensa del medio ambiente”. Su movimiento Green Belt, creado para frenar la deforestación en su país, se desarrolló hasta convertirse en un modelo de actuación en materia de
reforestación, emancipación femenina y desobediencia civil. En 2004 recibió el Premio Nobel de la Paz, ya que, según el Comité del Nobel: “Un buen entorno vital es absolutamente necesario para lograr paz en la
tierra.”

Aung San Suu Kyi (1945) es la figura emblemática de la oposición birmana contra la dictadura militar que ocupa el poder desde 1962. Tras diplomarse en Oxford y trabajar en la Secretaría de las Naciones Unidas, Aung
San Suu Kyi regresó a Birmania en 1988, participando en el “segundo combate en pro de la independencia nacional”, inspirado en el ejemplo pacífico de Gandhi y en su fe budista, que le llevó a propugnar una “revolución del espíritu que se manifiesta mediante el
reconocimiento de la necesidad del diálogo y la compasión por los más humildes.” Reconocida como prisionera de conciencia por Amnistía Internacional, su esfuerzo se vio recompensado en 1991 con el Premio Nobel de la Paz.



De Shirin Ebadi (1947, Irán) el Comité del Premio Nobel dijo: “como abogada, juez, conferenciante, escritora y activista, ha hablado claro y fuerte en su país, Irán, y fuera de sus
fronteras”. Ebadi representa al Islam reformista y aboga por una nueva interpretación de la ley islámica que esté en
armonía con los derechos humanos. Fundadora y presidenta de la Asociación de Apoyo a los Derechos de los Niños en Irán, es
la primera mujer iraní en la historia galardonada con el Nobel de la Paz.






Mujeres de Negro.
En 1987 mujeres del Estado de Israel que se opusieron a la ocupación de los territorios palestinos, adoptaron el nombre Mujeres de Negro. Desde entonces, en diferentes lugares
del mundo, han ido multiplicándose las redes construidas por un amplio movimiento de mujeres feministas y pacifistas. Otro gran impulso se dio con Mujeres de Negro en la antigua Yugoslavia, con quienes se creó una Red Internacional de Mujeres contra la Guerra. Con reivindicaciones propias, desarrollan iniciativas no violentas y apoyan la resistencia civil contra la guerra.




Code Pink es una asociación feminista norteamericana que trabaja a favor de la justicia social y la paz, aunando sus esfuerzos para conseguir el fin de la guerra de Irak. Contrarias a la política del miedo de Bush, abogan por políticas basadas en la compasión, la bondad y el respeto de los derechos
humanos. Basándose en el humor y la ironía, las protestas de Code Pink se caracterizan por su creatividad y su demoledor sentido crítico.

3 De-MeNtEs:

Luca dijo...

Tener que recordar las grandes personas que se esfuerzan porque seamos un planeta un poco mejor quiere decir que no todos hacemos lo que podríamos. Al menos alguien nos lo recuerda. Gracias a ellas y a tí.
Está claro, más amor y menos guerra.
Un beso.

Ivana Carina dijo...

Grandes mujeres, por cierto!
Muy bueno el post, muchachitas mias!
Besotes!

karen dijo...

Gracias por compartir esta entrada y recordar a mujeres, fuerzas irrefrenables, pilares de la historia ...